11/18/2019

Montaje Belén Viviente 2013

Una Espadillana premiada en los premios WonNow





Natalia Franch Monferrer, estudiante de la UJI, una de las ganadoras del Premio WonNow











Natalia Franch Monferrer, estudiante de Ingeniería Informática Universidad Jaume I, ha sido una de las diez premiadas con una beca remunerada para trabajar en CaixaBank y con un programa de mentorización de Microsoft.

Natalia, ha sido una de las 440 estudiantes de toda España que han participado en la segunda edición de los Premios WonNow que reconoce a las mejores alumnas de grados de ciencias, tecnología  y matemáticas.

Con esta iniciativa, CaixaBank y Microsoft premian, la excelencia femenina en grados universitarios técnicos, fomentan la diversidad y contribuyen a reducir la brecha de género en estos sectores, donde la presencia de mujeres es escasa. Es por eso, que para elegir a las premiadas se ha valorado su expediente académico y su experiencia personal.

Según la Comisión Europea, solo el 3 % de las mujeres tituladas en estudios superiores lo son en estudios considerados tecnológicos.

Con los Premios WonNow quieren apoyar el desarrollo femenino en profesiones clave y poner en valor el esfuerzo y el compromiso. 

Por ello ha animado a las alumnas a seguir rompiendo moldes y mitos, demostrando que las mujeres también pueden ser brillantes científicas, tecnólogas, ingenieras y matemáticas.

La presidenta de Microsoft España, Pilar López, ha felicitado a las alumnas galardonadas, a las que considera referentes para animar a otras estudiantes a desterrar estereotipos y hacer que se interesen por la ciencia y la tecnología.




9/14/2019

Boletín 48












Ganador concurso de logotipos


Concurso de redacciones


La Ganadora de la décimo tercera edición del concurso de redacciones como tema Mi infancia, de la categoría adultos,:



Para

Doña María Sangüesa Escrig, con la obra titulada, “El soldado”

EL SOLDADO



Nací el 23 de marzo,
en un día muy señalado,
1929 era ese año,
y además jueves Santo.

Mi infancia fue muy triste,
muchas cosas me han pasado,
pero lo que más recuerdo,
ahora voy a contarlo.

Siete años yo tenia,
lo que aquí os contaré
era la Guerra Civil
que jamás olvidaré.

Los soldados por las casas
iban pidiendo comida
y las mujeres les daban
lo que por casa tenían.

Como eran tiempos malos
muy poca comida había,
pero mi madre
con todos la compartía.

Un día vino un soldado,
mi madre le preguntó
que de dónde era él,
él dijo que de Castellón.

Entonces dijo mi madre
si conocía a su primo,
un maestro muy famoso
llamado Don Severino.

Aquel soldado al oírlo
le contestó muy contento:
he ido a la escuela con él
para mi es un buen maestro.

Yo me quedé mirando,
aún recuerdo su cara
y un pañuelito rojo
que en el cuello llevaba.

Al otro día de esto,
el pueblo fue bombardeado
y al terminar las bombas
los niños fuimos corriendo
a ver lo que había pasado.

En la fuente cayó una bomba,
y el lavadero esta al lado;
yo me asomé por la puerta
y del susto que me di,
por poco más, me desmayo.

Me marché corriendo a casa
a contárselo a mi madre,
que aquel soldado de ayer
muerto estaba y con mucha sangre.

Ella me dijo que pena,
¡como podía ser aquello!
yo he conocido su cara
y el pañuelo rojo del cuello.

Encima de la fuente
donde la bomba cayó,
otro soldado murió
ya no es uno, son dos.

Los dos juntos fueron enterrados
por sus mismos compañeros,
en un huerto que hay
debajo del lavadero.